Dossier de Medidas para Empresarios y Pequeños Profesionales con motivo de la crisis sanitaria del COVID-19

Dossier de Medidas para Empresarios y Pequeños Profesionales con motivo de la crisis sanitaria del COVID-19

Apartado III. Otras Medidas se recogen: subsidios por cese de actividad y otras facilidades.

1. Subsidios por cese de actividad y otras facilidades.

A) Prestación extraordinaria por cese de actividad.

Se trata de una prestación excepcional de vigencia limitada hasta el último día del mes en que finalice el estado de alarma.

1. Beneficiarios:

  1. Los trabajadores autónomos incluidos en el RETA, los trabajadores autónomos agrarios incluidos en el Sistema Especial para Trabajadores por Cuenta Propia Agrarios (Trabajadores agrarios) y los trabajadores autónomos incluidos en el Régimen Especial de Trabajadores del Mar (Trabajadores del Mar), cuyas actividades queden suspendidas, en virtud de la crisis sanitaria.
  2. Los anteriores trabajadores que, no cesando en su actividad, vean reducida su facturación en el mes natural anterior al que se solicita la prestación, al menos, en un 75 por ciento en relación con el promedio de facturación del semestre natural anterior, siempre que no se encuentren en algunos de los dos supuestos siguientes.
  3. Los Trabajadores agrarios de producciones de carácter estacional, así como los Trabajadores del Mar de producciones pesqueras, marisqueras o de productos específicos de carácter estacional, cuando su facturación promedio en los meses de campaña de producción anteriores al que se solicita la prestación se vea reducida, al menos, en un 75 por ciento en relación con los mismos meses de la campaña del año anterior.
  4. Los trabajadores autónomos que desarrollen actividades en alguno de los siguientes códigos de la CNAE 2009: 5912, 5915, 5916, 5920 y entre el 9001 y el 9004 ambos incluidos, siempre que, no cesando en su actividad, su facturación en el mes natural anterior al que se solicita la prestación se vea reducida en al menos un 75 por ciento en relación con la efectuada en los 12 meses anteriores.

2. Requisitos para causar derecho a esta prestación:

  1. Estar afiliados y en alta, en la fecha de la declaración del estado de alarma, en el Régimen Especial de la Seguridad Social correspondiente.
  2. Si la actividad no se ve directamente suspendida, acreditar la reducción de sus ingresos en, al menos, un 75 por ciento, en los periodos recogidos en los casos ya señalados.
  3. Hallarse al corriente en el pago de las cuotas a la Seguridad Social., o regularizar dicha en el plazo improrrogable de treinta días naturales.
  4. Solicitarla hasta el último día del mes siguiente al que se produjo la finalización del estado de alarma.
  5. Acreditar la baja de facturación mediante la aportación de la información contable que lo justifique, y para los trabajadores que no estén obligados a llevar libros, por cualquier medio de prueba admitido en derecho.
  6. Declaración jurada en la que se haga constar que se cumplen todos los requisitos exigidos para causar derecho a esta prestación.

3. El reconocimiento de la prestación se hará provisionalmente, estimando o desestimando el derecho. Finalizado el estado de alarma se procederá a revisar todas las resoluciones provisionales adoptadas.

4. Cuantía:

Será equivalente al 70 por ciento de la base reguladora. Cuando no se acredite el período mínimo de cotización para tener derecho a la prestación, el 70 por ciento de la base mínima de cotización en el Régimen Especial correspondiente.

5. Duración:

Un mes, ampliándose, en su caso, hasta el último día del mes en el que finalice el estado de alarma, en el supuesto de que este se prorrogue y tenga una duración superior al mes.

El tiempo de su percepción se entenderá como cotizado. Y, en el supuesto de suspensión de la actividad, la cotización correspondiente a los días de actividad en el mes de marzo de 2020 no cubiertos por la prestación, que no fuera abonada dentro del plazo reglamentario de ingreso, no será objeto del recargo previsto en el artículo 30 del T.R. de la Ley General de la Seguridad Social.

6. Esta prestación será compatible con cualquier otra prestación de seguridad social que el beneficiario viniera percibiendo y fuera compatible con el desempeño de la actividad que desarrollaba.

B) Derecho a percepción del bono social.

1. Se reconoce a los consumidores que, cumpliendo el requisito de renta que ahora señalaremos, acrediten con fecha posterior a la entrada en vigor estado de alarma, que el titular del punto de suministro, o alguno de los miembros de su unidad familiar, profesionales por cuenta propia o autónomos, tienen derecho a la prestación por cese total de actividad profesional o por haber visto su facturación en el mes anterior al que se solicita el bono social reducida en, al menos, un 75 por ciento en relación con el promedio de facturación del semestre anterior.

Cuando el contrato de suministro esté a nombre de la persona jurídica, el bono social deberá solicitarse para la persona física, lo que implicará un cambio de titularidad del contrato de suministro.

2. Requisitos:

  1. Que la renta del titular del punto de suministro o, en caso de formar parte de una unidad familiar, la renta conjunta anual de la unidad familiar a la que pertenezca, sea igual o inferior en las veces que se indica, según los caos, al IPREM.
  2. Que el consumidor remita a un comercializador de referencia, a través de la dirección de correo electrónico que aparezca en su página web, el modelo de solicitud definido en el Anexo IV junto con la documentación acreditativa e identidad, empadronamiento, condiciones familiares y de actividad.

3. Duración:

No más de 6 meses desde su devengo, sin perjuicio de la posibilidad de acogerse a dicha condición en cualquier momento anterior o posterior a esa fecha al amparo del resto de supuestos previstos en el Real Decreto 897/2017, de 6 de octubre.

La empresa comercializadora de referencia estará obligada a indicar al consumidor, en la última factura que emita antes del vencimiento del plazo de 6 meses, la fecha de tal vencimiento, informando de que, una vez superado dicho plazo, el consumidor pasará a ser facturado a PVPC por la misma comercializadora de referencia, e indicando la posibilidad de que el consumidor pueda, alternativamente, contratar su suministro con un comercializador en mercado libre.

C) Flexibilización de los contratos de suministro de electricidad.

Mientras esté en vigor el estado de alarma, los puntos de suministro de electricidad titularidad de autónomos de alta en el RETA o asimilable y empresas, podrán en cualquier momento, suspender temporalmente o modificar sus contratos de suministro, o las prórrogas de dichos contratos, para contratar otra oferta sin cargo alguno.

Una vez finalizado el estado de alarma, en el plazo de tres meses, el consumidor que haya solicitado la suspensión de su contrato de suministro podrá solicitar su reactivación, así como una nueva modificación del contrato de suministro o unos nuevos valores de los parámetros técnicos del contrato de acceso de terceros a la red.

D) Flexibilización de los contratos de suministro de gas natural.

Excepcionalmente y mientras esté en vigor el estado de alarma, los puntos de suministro de gas natural titularidad de autónomos se podrán solicitar a su comercializador, sin coste para aquéllos, la modificación del caudal diario contratado, la inclusión en un escalón de peaje correspondiente a un consumo anual inferior o la suspensión temporal del contrato de suministro sin coste alguno para él.

Todos los ahorros derivados de los menores pagos de peajes consecuencia de la aplicación de las medidas anteriores deberán ser repercutidos íntegramente por el comercializador al titular del punto de suministro.

Una vez finalizado el estado de alarma, en el plazo de tres meses, el titular del punto de suministro que haya solicitado la modificación de la capacidad contratada o del escalón del peaje de acceso podrá solicitar el incremento de caudal o cambio de escalón de peajes del Grupo 3 sin ninguna limitación temporal o coste alguno. En caso de suspensión temporal del contrato de acceso, la nueva activación del contrato se hará en el plazo máximo de cinco días naturales y no conllevará el abono de derechos de alta o de acometida, salvo que sea necesario realizar una puesta en servicio, consecuencia de un cierre previo y puesta en seguridad de la instalación.

E) Suspensión de facturas de electricidad, gas natural y productos derivados del petróleo.

Excepcionalmente y mientras esté en vigor el estado de alarma, los puntos de suministro de energía eléctrica, gas natural, gases manufacturados y gases licuados del petróleo por canalización, titularidad de autónomos que acrediten dicha condición podrán solicitar a su comercializador o, en su caso, a su distribuidor, la suspensión del pago de las facturas que correspondan a periodos de facturación que contengan días integrados en el estado de alarma, incluyendo todos sus conceptos de facturación.

Una vez finalizado dicho estado de alarma, las cantidades adeudadas se regularizarán a partes iguales en las facturas emitidas por las comercializadoras de electricidad y gas natural y las distribuidoras de gases manufacturados y gases licuados del petróleo por canalización, correspondientes a los periodos de facturación en los que se integren los siguientes seis meses. Los autónomos y empresas que se acojan a la suspensión de la facturación no podrán cambiar de comercializadora de electricidad o gas natural, según el caso, mientras no se haya completado dicha regularización.