Dossier de Medidas para Empresarios y Pequeños Profesionales con motivo de la crisis sanitaria del COVID-19

Con motivo del COVID 19 se decretó el estado de alarma (RD 463/2020) el pasado 14 de marzo, por el que se acordó la suspensión de apertura de establecimientos comerciales, equipamientos culturales, establecimientos y actividades recreativas, hostelería y restauración, con ciertas excepciones. Tal severa decisión ha hecho precisa la redacción de un elenco de medidas para ayudar a los empresarios y profesionales autónomos.

Para facilitar la comprensión de tales medidas, hemos elaborado un pequeño dossier sobre Conjunto de Medidas para Empresarios y Pequeños Profesionales, que ha sido desglosado en tres apartados (tres publicaciones distintas), a saber:

  • Medidas en el ámbito tributario.
  • Aplazamiento de deudas con organismos públicos y particulares.
  • Otras medidas.

 

Dossier de Medidas para Empresarios y Pequeños Profesionales con motivo de la crisis sanitaria del COVID-19

Apartado I. Medidas en el ámbito tributario

 

1. Medidas en el ámbito tributario.

A) Aplazamiento de deudas tributarias.

En el ámbito de las competencias de la Administración tributaria del Estado, a los efectos de los aplazamientos a los que se refiere el artículo 65 “Aplazamiento y fraccionamiento del pago” de la Ley General Tributaria, se concederá el aplazamiento del ingreso de la deuda tributaria correspondiente a todas aquellas declaraciones-liquidaciones y autoliquidaciones cuyo plazo de presentación e ingreso finalice desde la fecha de entrada en vigor del presente real decreto-ley (13 de marzo de 2020) hasta el día 30 de mayo de 2020, ambos inclusive.

Requisitos:

  • Las solicitudes deben reunir los requisitos a los que se refiere el artículo 82.2.a) de la LGT.
  • Que el deudor sea persona o entidad con volumen de operaciones no superior a 6.010.121,04 euros en el año 2019.

Condiciones del aplazamiento: El plazo será de seis meses y no se devengarán intereses de demora durante los primeros tres meses del aplazamiento.

B) Suspensión de plazos.

1. Plazos de pago, recaudación y otros, en general:

Los plazos de pago de la deuda tributaria previstos en los apartados 2 y 5 del artículo 62 “Plazos para el pago” de la Ley General Tributaria, los vencimientos de los plazos y fracciones de los acuerdos de aplazamiento y fraccionamiento concedidos, que no hayan concluido el 18 de marzo de 2020, se ampliarán hasta el 30 de abril de 2020.

Además, en el seno del procedimiento administrativo de apremio no se procederá a la ejecución de garantías que recaigan sobre bienes inmuebles hasta el día 30 de abril de 2020.

Los plazos relacionados con el desarrollo de las subastas y adjudicación de bienes de los artículos 104.2 y 104 bis “Desarrollo de la Subasta” del Reglamento General de Recaudación, y los plazos para atender los requerimientos, diligencias de embargo y solicitudes de información con trascendencia tributaria, para formular alegaciones ante actos de apertura de dicho trámite o de audiencia, dictados en procedimientos de aplicación de los tributos, sancionadores o de declaración de nulidad, devolución de ingresos indebidos, rectificación de errores materiales y de revocación, que no hayan concluido el 18 de marzo de 2020, se ampliarán hasta el 30 de abril de 2020. Y si se comunican a partir del 18 de marzo, se extienden hasta el 20 de mayo de 2020, salvo que el otorgado por la norma general sea mayor, en cuyo caso éste resultará de aplicación.

Si pese a la posibilidad del obligado tributario de acogerse a la ampliación de los plazos de los apartados anteriores, éste, sin hacer reserva expresa a ese derecho, atendiera al requerimiento o solicitud de información con trascendencia tributaria o presentase sus alegaciones, se considerará evacuado el trámite.

El régimen de suspensión de plazos señalado hasta aquí será también de aplicación a las actuaciones, trámites y procedimientos que se rijan por lo establecido en la Ley General Tributaria, y sus reglamentos desarrollo y que sean realizados y tramitados por las Administraciones tributarias de las Comunidades Autónomas y Entidades Locales, siendo asimismo aplicable, en relación con estas últimas, a las actuaciones, trámites y procedimientos que se rijan por el texto refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales aprobado por Real Decreto Legislativo 2/2004, de 5 de marzo.

2. En materia aduanera.

Lo dispuesto en los apartados anteriores se entenderá sin perjuicio de las especialidades previstas por la normativa aduanera en materia de plazos para formular alegaciones y atender requerimientos.

3. Cómputo del período 18 de marzo-30 de abril de 2010.

Ese período no computará a efectos de la duración máxima de los procedimientos de aplicación de los tributos, sancionadores y de revisión tramitados por la Agencia Estatal de Administración Tributaria, si bien durante dicho período podrá la Administración impulsar, ordenar y realizar los trámites imprescindibles.

Tampoco se computará a efectos de los plazos establecidos en el artículo 66 de la Ley General Tributaria, ni a efectos de los plazos de caducidad.

 A los solos efectos del cómputo de los plazos previstos en el artículo 66 de la Ley General Tributaria, en el recurso de reposición y en los procedimientos económico-administrativos, se entenderán notificadas las resoluciones que les pongan fin cuando se acredite un intento de notificación de la resolución durante el período.

El plazo para interponer recursos o reclamaciones económico-administrativas frente a actos tributarios, así como para recurrir en vía administrativa las resoluciones dictadas en los procedimientos económico-administrativos, no se iniciará hasta concluido dicho período, o hasta que se haya producido la notificación en los términos de la Sección Tercera del Capítulo II del Título III de la Ley General Tributaria, si esta última se hubiera producido con posterioridad a aquel momento.

2. Medidas relativas a cotizaciones sociales y deudas con la seguridad social.

A) Moratoria de las cotizaciones sociales a la Seguridad Social.

La Tesorería General de la Seguridad Social podrá otorgar moratorias de seis meses, sin interés, a las empresas y los trabajadores por cuenta propia incluidos en cualquier régimen de la Seguridad Social.

Las solicitudes de moratoria deberán presentarse por los sistema telemáticos que se indican dentro de los 10 primeros días naturales de los plazos reglamentarios de ingreso correspondientes a los períodos de devengo señalados en el párrafo siguiente, sin que en ningún caso proceda la moratoria de aquellas cotizaciones cuyo plazo reglamentario de ingreso haya finalizado con anterioridad a dicha solicitud.

La concesión de la moratoria se comunicará en el plazo de los tres meses siguientes al de la solicitud. De ser concedida la moratoria, afectará al pago de las aportaciones empresariales a la cotización a la SS y por conceptos de recaudación conjunta y a las cuotas de los trabajadores por cuenta propia o autónomos, cuyo período de devengo, en el caso de las empresas esté comprendido entre los meses de abril y junio de 2020 y, en el caso de los trabajadores por cuenta propia entre mayo y julio de 2020, siempre que las actividades que realicen no se encuentren suspendidas como consecuencia del COVID 19. Se considerará realizada dicha comunicación con la efectiva aplicación de la moratoria en las liquidaciones de cuotas que se practiquen a partir del momento en que se presente la solicitud, sin perjuicio de ulterior comprobación.

Los requisitos y condiciones de los beneficiarios se señalan en Orden Ministerial.

La moratoria no será de aplicación a los códigos de cuenta de cotización por los que las empresas hayan obtenido exenciones en el pago de la aportación empresarial, así como en las cuotas de recaudación conjunta, regulada en el artículo 24 Del Real Decreto Ley 8/2020 (procedimientos de suspensión de contratos y reducción de jornada).

B) Aplazamiento en el pago de deudas con la Seguridad Social.

Las empresas y los trabajadores por cuenta propia incluidos en cualquier régimen de la Seguridad social o los autorizados para actuar a través del Sistema de remisión electrónica de datos en el ámbito de la Seguridad Social (Sistema RED), siempre que no tuvieran otro aplazamiento en vigor, podrán solicitar el aplazamiento en el pago de sus deudas con la Seguridad Social cuyo plazo reglamentario de ingreso tenga lugar entre los meses de abril y junio de 2020, en los términos y condiciones establecidos en la normativa de Seguridad Social, siendo de aplicación un interés del 0,5%.

Estas solicitudes de aplazamiento deberán efectuarse antes del transcurso de los diez primeros naturales del plazo reglamentario de ingreso anteriormente señalado.